Demo  

LOS GLADIADORES ACUÁTICOS QUE FORMA LA CRUZ ROJA

Dicen que saber nadar es como ‘un seguro de vida’, y si es cierto, un grupo de 28 personas garantizarán una buena parte de su existencia. Eso quedo claro el pasado 9 y 10 de abril en los que nadaron casi 12 horas continúas. En dos días se convirtieron como en una especie de gladiadores acuáticos, algo así como luchadores del agua. No había límites ni excusas para no continuar, una vez en el agua lo único que podían hacer era dar brazadas y chapalear con las piernas para cumplir con cada prueba. 

Ellos tomaron el curso de Salvamento Acuático que brinda la Cruz Roja Colombiana Seccional Cundinamarca y Bogotá, en el que la prueba final, que se realiza en la represa del municipio de Prado, Tolima; solo tenía un común denominador: ver agua por todos lados y pensar en la profundidad de más de 250 metros. Así es en resumidas cuentas el curso en el que pone a prueba las 120 horas de entrenamiento.  

Este grupo de personas dentro de los que se encontraban arquitectos, antropólogos, ingenieros, empresarios y hasta filósofos que se le midieron a realizar el curso, que según los expertos es el más completo del país, y en el que enfrentaron a duras y prolongadas pruebas.

 

Primer reto

Primer reto

El sábado 9 de abril salieron de Bogotá cerca de las 4:00 a.m. con gran expectativa pues no sabían los escenarios que iban a enfrentar, a su llegada a la represa de Prado, el instructor dio la orden de que se cambiarán porque se venía la primera prueba: nadar hasta el hotel en el que se hospedarían que quedaba a unos 20 minutos en lancha, y aproximadamente a dos horas a punta brazadas.

Se cambiaron rápidamente, se colocaron sus gafas contra el agua e iniciaron el recorrido. Pasó la primera media hora y algunos ya decían que no habían avanzado lo suficiente pero al mirar hacia atrás vaya que adelantaron un buen tramo. 

En ese momento: en el que la mentalidad debía ser más fuerte que el cuerpo, y en el que se estaba a la mitad de la represa en donde el agua se veía por todas partes y la orilla muy lejos, donde la incertidumbre se apoderaba frente a las mismas ganas de continuar nadando, la preparación física debía salir a flote para llegar a la primera meta. Cada vez se está más cerca, ya todos van en silencio, solo se escuchan las brazadas, el chapaleo de las piernas y la fuerte respiración. Ya ha pasado una hora y media y se asoma el puerto en donde quedaba el hotel, los profesores alentaban a sus alumnos y ellos con la convicción de llevarse sus primeros 5 puntos, nadaban con más energía para finalizar su primera prueba, y así sucedió, todos llegaron sin ningún contratiempo.

Pasaron tan solo dos horas después del primer reto, y nuevamente tuvieron que saltar al agua, esta vez la prueba consistía en llevar nadando una muda completa de ropa hasta cierto punto que comprendía unos 500 metros sin que se mojara. Con los brazos arriba para sostener las prendas, los nadadores solo avanzaban con el movimiento de sus piernas. Después de llevar la ropa, se debían vestir completamente dentro de la represa para luego hacer flotadores con sus pantalones y camisas, y permanecer así flotando durante unos diez minutos.

Volvieron a pasar dos horas, y cerca de las 7:00 p.m. se montaron a una lancha y a plena oscuridad, acompañados con la luz de una linterna que sostenía el instructor, se sumergieron nuevamente en aguas de la represa para nadar durante una hora hasta un punto que se seleccionó con anterioridad, al igual de quienes liderarían la caravana nocturna; gritando fuerte y con el tanque de oxígeno de reserva lograron alcanzar la meta. Ese sábado, agotados y empapados de cansancio se fueron a descansar a las 10:00 p.m.

El día que todos esperaban

El domingo 10 de abril a las 5:00 a.m. los estaba esperando una lancha que los llevaría hasta la ‘Laguna Encantada’ que quedaba a una hora y media en lancha desde donde se hospedaban, lo que presagiaba la gran prueba final. Los mismos que habían nadado hasta el hotel, que llevaron la ropa, y que recorrieron las aguas en la noche del sábado; se tenían que devolver nadando hasta el puerto principal, en resumidas cuentas nadar, nadar, nadar y nadar por seis horas continuas.

Y así fue, cerca de las 7:00 a.m. se lanzaron al agua, y como si se tratara de una gran travesía acuática iniciaron su recorrido. La ansiedad y expectativa quedaron de lado, la jerarquía y resistencia se apoderó del grupo, con más convicción y verraquera que el día anterior se sumergieron para alcanzar la meta.

Pasaron las horas, y cerca de las 10:30 a.m. los rayos del sol penetraban con más intensidad en la represa, la temperatura estaba cercana a los 30 grados centígrados, la humedad a pesar de estar bajo el agua se sentía más pesada, las orillas estaban a metros de distancia y solo los acompañaba dos lanchas.

De repente, algunas personas se empezaron a quedar del grupo y los calambres eran un común denominador en cinco de ellos quienes inmediatamente se subieron a las lanchas para descansar y recibir asistencia por parte de los instructores. El resto de nadadores continuaron a pesar que en ocasiones su cara de cansancio reflejara el hacerse a un lado de la prueba.

El reloj ya marcaba las 12:15 p.m. y el primer alumno tocó la orilla del puerto. Muy agitado no podía creer lo que había logrado, a pesar que tenía gafas contra el agua, sus ojos estaban rojos sinónimo del agua que había recorrido. A pesar del cansancio, en su cara una gran sonrisa de cumplir con llegar al punto propuesto. “No siento casi los brazos”, dijo riéndose pero “no pensé que fuera capaz de todo esto. Que curso tan bueno” puntualizó.

Y así, uno a uno fue llegando y al mejor estilo de los gladiadores cuando terminan una batalla, se despojaron de sur armadura, que en este caso solo eran unas gafas, para descansar sus brazos y sentados en una roca ver el paisaje que no habían podido interpretar ni comprender afuera del agua.  

Al final todos llegaron a la misma conclusión: ahora entienden porque las personas que se forman en Salvamento Acuático en la Cruz Roja Colombiana Seccional Cundinamarca y Bogotá son los mejores del país.

 

 


Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses