Demo  

LA APUESTA DE CRUZ ROJA ES CASA VOLVER

Con sus manos entrecruzadas, sosteniendo un vaso con agua, mirando hacia el cielo y suspirando fuertemente, Juan a quien le cambiaremos su nombre por políticas de confidencialidad, aún recuerda esa madrugada del 5 de noviembre de 2007, día en que unos encapuchados con machetes y fuertemente armados irrumpieron la tranquilidad de la finca  Caza Azul que quedaba en la vereda Palonegro entre límites de San José del Guaviare y Casanare.   
En sus ojos todavía permanece el momento que por esas injusticias de la vida, una ráfaga de una ametralladora, según él, cegó la vida del dueño de la finca, su esposa y sus tres hijos de 14, 12 y 9 años de edad. “Me  acuerdo muy bien que llegaron a eso de las 5 de la mañana, y nosotros ya estábamos despiertos porque uno en el campo se levanta temprano, cuando de repente llegaron y con lista en mano empezaron a llamar que estábamos en la casa y el primero fue Jorge Jimenez, dueño de la finca. Lo colocaron de rodillas y en frente de nosotros le apuntaron con un fusil por atrás de su cabeza y solo se escucharon disparos que lo mataron”, contó Juan.

Después de esta escena, su esposa que se colocó muy eufórica y sin pensar en las fatales consecuencias, empezó alegar y a decirles “que por qué hicieron eso, que él era un buena persona y con su llanto todo se tornó confuso”. Fue cuando de la nada un sonido de otra ametralladora la silenció, pero esta vez no solo fue ella, sino también sus tres hijos que hasta ese momento permanecían mudos.
Con las manos deslizándolas por sus mejillas, el relato de Juan para, la voz se entrecorta y pide un momento para estar en silencio. Con los ojos en lágrimas y palabras quebrantadas dice como cuando se piensa en voz alta dice: “¡aun no entiendo por qué pasó esto!”. Toma un poco de agua y a su vez asiento, y con un suspiro continua con su historia.

 

Recordó que sabía que su familia habitaba en una zona roja, así se le llama a las partes del país donde hay gran concurrencia de grupos al margen de la ley, pero como “no, nos metíamos con nadie, pensamos que algo como esto nunca nos iba a suceder, aunque mi patrón venía quejándose porque le tocaba dar un dinero como una especie de vacuna a la que él se negó y yo creo que fue por eso que pasó lo que pasó”. Dice que después de ver los cuerpos de su esposa y tres hijos en el piso, salió corriendo, saltó una cerca y se perdió en la selva. “duré casi que cuatro día hasta llegar a una carretera en donde por fortuna se me apareció un ángel, un señor, en un Jeep y quien me hospedó en su casa después de que contarle lo que me había pasado”

Como pudo salió de San José del Guaviare y llegó a Bogotá en donde se encontró con un hermano quien por cuestiones económicas no le pudo ayudar como él hubiera querido, sin embargo, Juan consultó con varias personas quienes le recomendaron solicitar ayuda a los Centros Dimnificar del distrito para tener orientación en cuanto a su situación en Bogotá
Una solución temporal 
Y así fue, allí le dijeron que sería trasladado hasta el albergue de paso Solferino que opera la Cruz Roja Colombiana Seccional Cundinamarca y Bogotá en un proyecto que viene manejando con la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Secretaría General con el fin de proveer necesidades básicas en alojamiento y alimentación a la población víctima del conflicto armado en un tiempo no máximo a los 120 días.

Y es que para este huilense, lo único que le puede evitar que salga adelante es que lo vuelvan a encontrar y lo dejen sin vida. “A mí no me va a detener nada, a pesar de lo que me ha pasado, que no es fácil de superar, quiero y voy a salir adelante”, sostuvo Juan quien a su vez dice que se piensa instalar en Bogotá y que su plan es colocar una “chaza” para vender dulces.

 

¡Bienvenida Casa Volver!

¡Bienvenida Casa Volver!

Más de dos mil voluntarios estarán vinculados a la Campaña del ‘Día de la Banderita’, que busca obtener fondos que permitan continuar con la misión humanitaria que ayudará a las víctimas del conflicto armado a través de las diferentes líneas de acción en las que trabaja la institución afectadas por el conflicto armado interno y otras situaciones de violencia.

Este Centro permitirá la recepción de las víctimas con orientadores psicológicos y trabajadores sociales, tendrá consultorios, salones para el desarrollo de terapias alternativas, un espacio especial para los niños y niñas, y un consultorio de primeros auxilios y enfermería. Inclusión Social y Reconciliación, motiva una cultura de no violencia y paz en poblaciones afectadas por el conflicto armado y otras situaciones de violencia o emergencias. Y el Espíritu Voluntario, es la escencia de la institución humanitaria para la gestión en temas de protección, asistencia y socorro, educación, planeación, desarrollo, salud y bienestar comunitario.

 


Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses